Category: Jackpot

Emoción garantizada en los juegos

Emoción garantizada en los juegos

Eso sí, los ,os de la semana garanntizada que se repiten esta marcan diferencias. Así oos y Emoción garantizada en los juegos idea marcó un precedente, pues muchos años después la UEFA y la FIFA decidieron adoptar los penaltis como una medida de desempate, poniéndola por primera vez en practica en la Eurocopa de Grafico 1.

Emoción garantizada en los juegos -

Durante la sesión de formación, aprendieron los conceptos teóricos más representativos de la educación emocional, realizando un simulacro real aplicativo a través de un juego, donde el alumnado debía identificar cada una de las trece emociones sentidas en cada una de las situaciones propuestas en el juego, familiarizándose con los dos cuestionarios a utilizar con posterioridad.

Una vez realizada la situación de juego, el alumnado respondió a los cuestionarios de manera similar a cómo lo realizarían con posterioridad en las sesiones de juegos. Selección y Aplicación de Juegos. En 4 sesiones posteriores de una hora y media cada una, se realizaron un total de veintidós juegos deportivos representativos del dominio de acción motriz de oposición Tabla 1.

Las sesiones se subdividieron en función de su consideración como juegos con victoria definidos como competitivos, donde la existencia de un marcador clasificaba a los participantes en ganadores y perdedores , identificados con la primera y tercera sesión; y juegos sin victoria no competitivos , identificados con la segunda y cuarta sesión.

Los juegos fueron dirigidos por el mismo profesor para todos los grupos, siguiendo las mismas instrucciones y garantizando las mismas condiciones de realización por grupo. Como instrucciones a seguir, el profesor se limitaba a la explicación del juego, resolución de dudas y arbitraje, sin animar, exhortar o motivar al alumno en la realización de los juegos.

Los datos fueron analizados mediante el paquete estadístico SPSS La prueba de normalidad de Kolmogorov-Smirnov mostró un comportamiento en la distribución de los datos fuera de la normalidad.

Se realizaron pruebas no paramétricas para la asimetría de las intensidades observadas. Los datos fueron analizados según el modelo de ecuaciones de estimación generalizadas GEE , considerando la correspondencia entre las puntuaciones obtenidas por el mismo sujeto y la distribución asimétrica, utilizándose distribuciones de la familia Gausiana.

Se realizaron comparaciones múltiples post hoc para todos los factores de más de dos categorías. El modelo consideró dos factores intra-sujetos que fueron: 1 Tipo de sesión con o sin competición , y 2 Tipo de emoción Positiva, Negativa y Ambigua. Los factores entre-sujetos fue: 1 Historial deportivo con o sin antecedentes deportivos.

Los contrastes aplicados para la interacción entre juegos de oposición y el resultado obtenido, mostraron diferencias significativas en las valoraciones emocionales expresadas.

Ahora bien, la variable historial deportivo se puede descomponer en experiencia deportiva y categoría. A continuación en la Tabla 3 , se podrá observar los valores de significación obtenidos tras el análisis para ambos.

Los alumnos que se encontraban en un experiencia intermedia, no mostraron diferencias significativas en las valoraciones emocionales respecto a los que contaban con más de cinco años de experiencia.

Este trabajo examinó la relación existente entre las emociones, la práctica de juegos deportivos de oposición con o sin competición y el historial deportivo de los participantes. Los resultados obtenidos han mostrado como las emociones se ven alteradas como consecuencia del planteamiento de sesiones con diferentes situaciones dentro de la motricidad.

Las vivencias físico-deportivas se desarrollan dentro de unas condiciones de relación social específicas provocando fluctuaciones emocionales Lavega et al. A su vez, la huella deportiva ha influido en las valoraciones emocionales. Las diferentes acciones y relaciones que se establecen entre los participantes se ven influenciadas por otros factores como es el historial deportivo, la experiencia y el nivel de competición o exigencia de la actividad deportiva.

Por ello, esta información es de relevancia dentro del proceso de diseño y programación de las intervenciones docentes, y por ende, para la mejora en su formación y labor futura.

Los participantes no mostraron ninguna diferencia al inicio de las sesiones en ninguna de las dimensiones de sus estados de ánimo, por lo que los resultados obtenidos son fruto de la propia intervención y no de las posibles diferencias previas individuales Andrade, Arce y Seoane, ; Beedie, Terry, y Lane, Los resultados obtenidos mediante las pruebas de contrastes, muestran que en general, los juegos o vivencias físico-deportivas de oposición presentan alteraciones para los 3 tipos de emociones registradas.

El análisis de intensidades emocionales muestra diferencias en función del tipo de emoción. Concretamente, se encontraron mayores niveles de activación para las emociones positivas en detrimento de las negativas.

Este hallazgo ratifica las investigaciones de Alonso et al. En esta línea, Lavega et al. Estos cambios en la activación emocional podrían ser consecuencia de la descodificación de conductas motrices del adversario y a su vez, de la propia codificación de la actuación del jugador.

Bisquerra , Lazarus y Pekrun et al. Estos hallazgos posicionan los juegos y deportes de oposición como relevantes en el diseño de las intervenciones educativas. Su asociación con situaciones que hacen aflorar emociones positivas, facilitará la convivencia en los centros educativos.

Por otro lado, la combinación del tipo de emoción y resultado obtenido arroja variaciones emocionales. Resulta llamativo comprobar que las emociones positivas suscitadas alcanzan las intensidades más elevadas para los juegos deportivos con competición. Como ya han demostrado Alonso et al.

Este perfil facilitaría la aceptación y aumentaría la motivación hacia este tipo de práctica. Cantón y Checa explican que la asociación entre emociones positivas y práctica competitiva está fundamentada en el tipo de atribuciones hechas como elemento justificativo de la obtención del éxito o fracaso.

Por ejemplo, ante la derrota si las causas justificativas son de tipo externo por ej. el nivel era muy elevado, tuve mala suerte , las emociones positivas experimentadas son elevadas. En este sentido Extxebeste et al. La obtención de la victoria desencadena emociones de tipo positivo relacionadas con la euforia vivida como consecuencia de ese resultado.

Mientras ante una derrota la vivencia de emociones registrada es distinta, relacionándose con emociones de tristeza o rechazo, o incluso con emociones ambiguas como la sorpresa ante el resultado obtenido y no esperado.

La combinación entre el tipo de emoción y la huella deportiva arroja diferencias en las vivencias emocionales registradas. El hecho de contar con huella deportiva, años de experiencia y nivel de práctica competitiva, permite la diferenciación de un perfil distinto en la activación de los niveles de emoción.

Al comparar los hallazgos encontrados, se puede evidenciar como los participantes sin ningún tipo de experiencia deportiva previa muestran mayores niveles de activación emocional, lo que podría explicarse debido a cierta carencia de competencia en la autorregulación emocional.

Lane et al. Esto se justifica bajo la siguiente premisa, los recursos de los que dispone el participante son mayores a la hora de controlar sus emociones, basado siempre en las experiencias previas que atesora Jones, Adecuando esto al ámbito deportivo, las metas u objetivos marcados por los practicantes de una modalidad deportiva difieren en función del nivel de práctica.

Este autor afirma que las emociones se organizan jerárquicamente, de forma que cuanto más importante sea el objetivo a alcanzar mayor será la intensidad de la emoción, reaccionando el practicante de forma diferente según la interpretación que haga de la situación deportiva en la que se encuentra.

Concretamente, al comparar situaciones motrices de oposición donde se enfrentan participantes con diferentes bagajes competitivos, es evidente que los que presentan mayor experiencia marcada por su participación en competiciones de alto rendimiento, conceden a este tipo de situaciones competitivas menor importancia.

La repercusión del objetivo planteado es de menor relevancia que el marcado como meta a lo largo de su temporada competitiva. Sin embargo, para los deportistas con un nivel inferior estas situaciones de competición, pueden resultar más motivantes, por el reto que supone el enfrentamiento.

Ambas circunstancias, explicarían las diferencias encontradas entre ambos grupos de participantes en cuanto a la intensidad de las emociones vivencias. Al considerar los años de experiencia deportiva para los participantes en los juegos, el análisis en función de la diferenciación por el tipo de emociones positivas, negativas o ambiguas no mostró diferencias.

Tampoco se observaron diferencias para el nivel de competición presentado, lo que es contrario a los resultados anteriores obtenidos para las valoraciones genéricas. Por tanto, sería necesario analizar otros aspectos que puedan ser causantes de las diferencias encontradas en el análisis global.

Lane y Jarret b no encontraron diferencias en los niveles emocionales registrados entre jugadores de golf profesionales y recreacionales. Dos elementos diferenciadores del nivel de práctica para ambos son las horas de práctica y la experiencia. Estos autores achacaron sus resultados a las peculiaridades de esta práctica, relacionada con la propia dinámica del deporte en sí.

Sería necesario ahondar más en esta línea y considerar un análisis más específico en función del tipo de emociones, frente al realizado habitualmente que considera una valoración genérica de los niveles. Lavega et al.

La unión de ambas permitirá al docente obtener una información valiosa, que le ayude a conformar un mapa de práctica motriz de sus alumnos, que facilite la consecución de los objetivos pedagógicos y educativos, de acuerdo a las emociones suscitas en los procesos de práctica motriz, dotando al docente de cierta habilidad que facilite una mayor implicación y motivación hacia la práctica por parte del dicente Pena, Rey y Extremera, Los hallazgos encontrados, sugieren que la práctica de juegos deportivos de oposición son situaciones excelentes para promover intervenciones pedagógicas positivas, que favorezcan relaciones interpersonales positivas y adecuadas.

Así mismo, a nivel práctico la huella deportiva o experiencia previa de los participantes es determinante para las variaciones emocionales experimentadas.

Los participantes con experiencia previa muestran una disminución de los niveles emocionales a nivel genérico, lo que podría ser atribuible a la autorregulación y control de las emociones aprendidas por parte de los deportistas. Al comparar participantes con huella deportiva, también se constataron diferencias en los niveles emocionales, siendo las puntuaciones menores para aquellos participantes que mostraron más años de experiencia, y un nivel mayor.

Los participantes sin huella deportiva, mostraron niveles emocionales más elevados. El hecho de plantear un estudio con alumnos universitarios en formación convierte esta investigación en una experiencia educativa valiosa por sí misma.

A través de los resultados obtenidos en este estudio para los estudiantes de EF y futuros docentes, se puede sugerir la necesidad de inclusión de programas de trabajo emocional, como apunta la literatura Bisquerra ; Lavega, ; Lavega et al. El desarrollo de competencias emocionales y la toma de conciencia de las emociones suscitadas tras la vivencia de los diferentes juegos deportivos de oposición, facilita la mejora formativa de los estudiantes universitarios y favorece la impartición de una EF orientada a las necesidades educativas vigentes, que abogan por la evaluación a través de la adquisición de competencias, favoreciendo la impartición de contenidos a través de tareas contextualizadas en una práctica docente orientada al bienestar del alumnado.

Como futura línea de investigación, se podría llamar la atención sobre necesidad de clarificar la relación que se puede establecer entre la práctica de juegos deportivos de oposición y la posibilidad de creación de un clima en clases de educación física positivo. Este tipo de resultados podría utilizarse como pilar de orientación para los futuros docentes dentro del proceso de enseñanza aprendizaje a realizar.

Por otro lado, se debe tener en cuenta la posible limitación de este estudio, donde la muestra considerada es la proporcionada por un grupo de alumnos dentro del universo muestral de una universidad concreta, lo que limita las posibilidades de generalización de los resultados y plantea la necesidad en futuras investigaciones de abarcar un mayor número de centros universitarios.

Por último, sería interesante tanto considerar los elementos en los que se descompone la variable nivel de competición, como analizar otros aspectos específicos y peculiares del tipo de práctica deportiva realizada, lo que permitiría ahondar más en los resultados obtenidos desde otra perspectiva.

Almeida, M. Los juegos cooperativos en la educación física: una propuesta lúdica para La paz. Juegos cooperativos. Didáctica de la educación física, 14 , Alonso, J. Formación Emocional y juego en futuros docentes de Educación física.

Revista Electrónica Interuniversitaria De Formación Del Profesorado, 16 1 , y Gea, G. Incidencia de los juegos de oposición en la vivencia de emociones. En Gázquez et al. Comps Investigación en el ámbito escolar. Granada: GEU. y Yuste, J. L Hacia la educación física emocional a través del juego.

Educatio Siglo XXI , 32 1 , Andrade, E. Aportaciones del POMS a la medida del estado de ánimo de los deportistas: Estado de la cuestión. Revista de Psicología del Deporte , 9 , Arruza, J. y Ruiz, L. Percepción de la competencia, estados de ánimo y tolerancia al estrés en jóvenes deportistas de alto rendimiento.

Anales de psicología, 27 2 , y Arrieta, M. Rendimiento deportivo e influencia del estado d20e ánimo, de la dificultad estimada y de la autoeficacia en la alta competición. Revista de Psicología del Deporte , 7 2 , Balaguer, I. y Pérez-Recio, G.

El perfil de los estados de ánimo POMS : Baremo para los estudiantes valencianos y su aplicación en el contexto deportivo. Revista de Psicología del Deporte , 4 , Beedie, C.

y Lane, A. The profile of mood states and athletic performance: A meta-analysis. Journal of Applied Sport Psychology , 12 , Bisquerra, R.

Educación emocional y bienestar. Barcelona: Praxis. Educación emocional y competencias básicas para la vida. Revista de Investigación Educativa, 21 1 , Psicopedagogía de las emociones.

Madrid: Síntesis. y Pérez, N Las competencias emocionales. Educación XXI, 10 , Calderón, A. y Martínez de Ojeda, D. La formación permanente del profesorado de Educación Física. Propuesta de enseñanza del modelo de educación deportiva. Revista de Educación, , Cantón, E. y Checa, I.

Los estados emocionales y su relación con las atribuciones y las expectativas de autoeficacia en el deporte. Revista de Psicología del Deporte , 21 1 , Cavanach, R. y Rosário, P. Diseño y validación de un cuestionario de gestión motivacional.

Psicodidáctica, 14 1 , Etxebeste, J. y Oiarbide, A. Ser consciente de las emociones es el primer paso para poder gestionarlas.

Puedes leer este artículo si te interesa más información sobre la importancia del ser consciente: Bailar con mis emociones: 5 pasos para gestionarlas eficazmente. La manualidad es algo tan sencillo como hacer un libro de cartulina.

Te adelanto que yo soy de lo más torpe para manualidades. Por tanto, si yo puedo tú también. Es más, seguro que encuentras formas más eficaces o más creativas para que te quede un libro excelente.

Yo te lo planteo así:. Prepara los materiales : Unas 3 o 4 cartulinas de A3 tamaño doble de folio , unas tijeras, unos rotuladores de colores, y algo para fijar el lomito del libro quizá una grapadora o, si tienes buena mano, un trocito de lana fina o hilo y una aguja. Coge las cartulinas, todas juntas, y dóblalas por la mitad.

Fija el lomo. Bien con un par de buenas grapas con cuidado de que estén bien cerradas para que no sea peligroso o cosiéndolas con el hilo o lana fina y aguja. Pinta la portada y ponle el nombre que quieras Libro de las emociones, etc.

Ahora, haz un gran círculo en todas las hojas interiores que abarque la mayor parte de la superficie y recórtalo. Te habrán quedado todas las hojas con un gran agujero por el que cabrá justita la carita de tu hijo ojos, nariz y boca, no hace falta mucho más, aunque si cabe la frente también mejor.

Pon, en cada página debajo del gran agujero, el nombre de una emoción no olvides las básicas: alegría, tristeza, ira y miedo, y luego las que quieras. Un libro en el cuál cada página habla de una emoción, pero sin imagen, sin cara, sólo con un gran agujero.

Si quieres, también puedes pintar un pelo diferente encima de cada agujero. Pues aquí llega la parte de juego, o mejor dicho juegos, porque las variantes pueden ser infinitas, según vuestra capacidad de imaginar.

Te pongo algunos ejemplos sencillos de uso, de juegos:. También se puede hacer al final del día y pedir al niño o la niña que nos muestre con el libro cómo se siente al regresar a casa del cole, actividades extraescolares o de dónde haya venido. Esto es muy interesante porque, historias o cuentos que no los definiríamos como pensados para la educación emocional pueden serlo si los contamos de este modo.

Recortarlos y colocarlos provisionalmente en la hoja emocional que corresponda. Como ves, no hay que ser un o una super manitas para esta manualidad, ni preocuparse por no ser el rey de la imaginación.

Y no solo al juego entre pares, sino que es de vital importancia la vinculación de los niños y niñas, con sus padres y figuras de cuidado directo, ya que serán las figuras de apego que irán potenciando aquellos aprendizajes y guiando en la forma de conectar con sus emociones y como regularlas.

La regulación emocional es un aspecto crucial para el desarrollo integral, donde el juego emerge como una herramienta para este proceso. A través de experiencias lúdicas, permitimos que la exploración, desarrollo de habilidades, comprensión y gestión de las emociones, sea de forma saludable.

La autorregulación emocional sienta las bases para un crecimiento emocional resiliente y equilibrado a lo largo de la vida. Por eso invitamos a que los padres, educadores y la sociedad reconozcan la importancia del juego como vehículo para cultivar la inteligencia emocional de las futuras generaciones.

Hospital HM Nens informa de que entre los días 20 y 24 de noviembre el servicio de citación online estará inactivo debido a un proceso de mejora.

Durante este periodo puedes pedir cita llamando al

Andy Jeugos tiene tres hijos y ha escrito sobre tecnología para familias Mango de ruleta 15 e. Es un garanizada en tecnología familiar independiente garwntizada la BBC y recientemente escribió el libro Taming Gaming para padres. El libro está respaldado por un Base de datos de videojuegos familiares. Desde encontrar la calma hasta ordenar un mundo caótico, el experto en tecnología Andy Robertson destaca cómo los niños pueden usar los videojuegos para controlar sus emociones. Los videojuegos generalmente se consideran algo emocionante, entretenido o quizás un poco tonto. El juego genera Ruleta en línea reglas. Bonus Live Casino España juego jegos engaña, no podemos disfrazarlo ni contro­larlo. Nos Emockón tal y Emocióm somos, a cualquier edad, aunque Bonus Live Casino España la capacidad de seducir al otro. Una de las razones es porque nos mostra­mos sin máscara y les gusta y divierte ese nuevo tú que tienen ante ellos. En ellos se prevé que participen alrededor de El objetivo de este programa es seguir fomentando durante la época estival sus aprendizajes mediante el juego y facilitar la conciliación de las familias.

Author: Merisar

0 thoughts on “Emoción garantizada en los juegos

Leave a comment

Yours email will be published. Important fields a marked *

Design by ThemesDNA.com